TESTDRIVES MAQUINARIA Contactos

REPORTAJE

CARAVANA SERNA, Una experiencia digna de repetir por las rutas del Beni

Con 115 participantes y mas de 70 motos, los pilotos recorrieron 1.500 km por los caminos del departamento del Beni
Hace 5 días
+

En la tarde del día antes de la largada visitamos a los encargados del grupo de apoyo de la caravana Serna. En total sumaban cuatro camionetas con sus respectivas chatas que transportaban víveres, repuestos para los motorizados Kymco, las maletas de varios pilotos y una buena cantidad de medicamentos. Luis Carlos Vargas, un joven médico argentino, además de encargarse del estado de salud de los pilotos, era también el encargado de atender a los comunarios que viven en las zonas alejadas de los diferentes pueblos a lo largo de la ruta de la caravana. La empresa Moxos Import, como parte de su responsabilidad social, de hecho se encargó también de donar algunos kits farmacéuticos a las diferentes comunidades, una ayuda que en situaciones de emergencia pueden salvar vidas. Don Juanito era el encargado de la cocina. Un hombre con mucha experiencia y de gran conocimiento del arte culinaria, era el responsable de preparar los diferentes platos, que no eran a la carta. Desde el desayuno americano con café, té o trimate, huevos, fruta fresca tropical, hasta el almuerzo con pique macho, huevos estrellados, y por la noche las suculentas parrilladas, majadito de charque y otros alimentos típicos.

La largada simbólica

En la noche anterior, los socios fundadores de la Caravana Serna organizaron una largada simbólica de la Caravana, debido que este año el número de personas inscritas superó cualquier expectativa con 115 participantes. Por esta razón hubiera sido muy difícil que todos hubiesen salido al mismo tiempo, aclaró al final del acto Carlos Arteaga, CEO de Mozos Import-Export. Los jóvenes bailarines mostraron con intensa alegría las danzas autóctonas de la región beniana, ofreciendo en su conjunto una ambiente mágico y emotivo al mismo tiempo. La ceremonia continuó con el desfile de cada uno de los motorizados que subieron en la rampla y recibidos por el mismo fundador Carlos Arteaga y las azafatas ofreciendo además a cada uno la bandana de la caravana. Al termino de la primera parte de ese acto, el silencio y la reflexión protagonizaron por algunos minutos el ambiente, para dejar espacio a la palabra al párroco del lugar y brindar su bendición a todos los participantes invocando la protección por cada uno de ellos con el fin de preservar su integridad física en los próximos nueve días de la caravana. Para concluir la presentación Carlos Arteaga, co-fundador y CEO de Moxos Import-Export, sin esconder su gran emoción, recordando el éxito de las otras versiones de la caravana, el gran esfuerzo en la organización de la logística, gracias también al trabajo de su hermano Jimy y de todos los trabajadores.

El viaje

Al promediar de las 8 de la mañana el primer grupo, conformado por diez vehículos entre motos, cuadratracks y UTVs, nos encontramos en la circunvalación de la ciudad de Trinidad, cada uno ansioso de arrancar. La temperatura era de aproximadamente 17 grados, el aire húmedo y fresco penetraba la camiseta hydro-fit, adelante de nuestra cuadratrack Kymco MXU 700, quedaban unos cuantos kilómetros de asfalto antes de parar y pagar el peaje. Las casas desaparecieron para dar espacio al escenario fantástico de la naturaleza, dominado por el verde y los primeros curichis en ambos lados de la carretera. Los batos, el ave más grande de Sudamérica con hasta 1.40 metros de altura. Con su gran pico grisáceo y un vistoso collar rojo, estaba en toda parte. Parejas de loros gritones y tucánes cruzaban el cielo de manera continua. Pero en un momento un ave se nos acercó tanto que casi choca con el casco si no fuera por levantar el brazo avisándole que no era el caso. Al terminar el asfalto empezó el desafío más grande, el polvo, denso, extremadamente volátil que solo al pisar una rueda se levantaba rápidamente en el aire hasta que una corriente de viento lo sacara de la carretera. En ciertas partes ese polvo, llamado comúnmente por los mismo motoqueros como “talco”, es más peligroso porque de repente forma como un muro impenetrable, ni el viento lo saca a la rápida, ni el haz de luz de los faroles lo pueden penetrar y eso dificulta las maniobras para doblar los vehículo por delante, parcialmente escondido por el mismo polvo. Esa es la mayor preocupación por cada piloto en este tipo de carretera. En los 280 km de la primera etapa las otras dificultades se generan también por las diferentes composiciones de terrenos. De hecho, un par de veces la cuadra perdió de adherencia al pisar un tramo de veinte metros de largo de grava suelta y la parte trasera empezó a coletear, mientras que en otras partes de San Ramón a San Joaquín la tierra roja mixta a ripios chico, la superficie era inestable cuando el tacómetro apena alcanzaba los 70 km/h. Llegando a la localidad de la plaza de San Pedro cada piloto averiguó la cantidad de gasolina que se quedó en el tanque principal y en el otro de reserva. Lo principal, tomando en cuenta también que mano a mano nos alejábamos de la ciudad el precio de la gasolina empezaba a subir. En cada pueblo las pequeñas tiendas se convertían en surtidores. Alrededor de las 12 del mediodía llegamos en un parador llamado la Pascana, el calor estaba arriba de los 30 grados y bien húmedos, la camiseta ya cambió de color, de blanco a rojizo. Antes de pedir algo de comer nos lavamos las manos y las caras, que ya estaban tapadas por el polvo que se había pegado con el sudor. La especialidad de la casa eran las empanadas de queso, enormes y crujientes que la señora nos entregó en una bandejita de metal. Con dos de ellas nos alivió el apetito. A los pocos kilómetros, cerca de un lago, desde un costado de la carretera apareció una Sicurí de poco más de dos metros de largo, nos acercamos para tomar una foto, y se pudo observar que el pobre animal estaba agonizando después de haber sido atropellado por algún motorizado. Después de más de una hora el testigo de la gasolina empezó a parpadear, era tiempo de bombear el combustible del tanque de reserva. A los cinco minutos se paró otra cuadratrack para preguntar si necesitábamos auxilio. El compañerismo es un aspecto muy importante en una caravana como esta. Lo importante es avanzar juntos y de la forma más segura. En San Ramón cargamos nuevamente combustible, más caro aun, pero no había elección. Bajo invitación de algunos motoqueros que llegaron primero, nos trajeron un vaso de Para-Para. Una bebida típica del lugar y los principales ingredientes eran leche, azúcar, huevo y bitter, este último, una fruta del sabor amargo de color rojo intenso. Al promediar de las 15 de la tarde pudimos alcanzar el pueblo de San Joaquín para poder almorzar, sin embargo, faltaban otros 60 km para llegar al final de primera etapa y muchos ya querían arrancar de vuelta y de una vez llegar al destino para descansar. Y así fue, la pausa no duró más de 20 minutos. El camino justo en este último tramo se volvió aun más difícil, más angosto, con huecos y pozos, además en la mayoría de los puentes de madera en mal estado para cruzar los varios arroyos exigían manejar con mucho cuidado. Pero en fin al horizonte apareció el tan esperado letrero de la Estancia de Don José y casi como un regalo, una pareja de Parabas rojos nos acompaño por varios minutos en el cielo limpio e incontaminado a la orilla del fantástico Lago Océano.

La Ruta de 1.500 km

La decima versión de la Caravana Serna “por la ruta de los lagos” se llevó a cabo del 2 al 11 de agosto con un recorrido de 1.500 kilómetros al interior del departamento del Beni. El primer día desde la ciudad de Trinidad avanzó por 380 Km hasta la estancia de Don José ubicada a orilla del Lago Oceánico, el siguiente dia pasando por Puerto Vigo hasta la comunidad Las Abras (180 km). El domingo 5 de agosto el destino final fue la ciudad de Guayaramerin (220 km) y el lunes hasta la localidad de Cachuela La Eperanza con un recorrido de 80 km. El sexto día los motoqueros avanzaron hasta las dos maravillas del Lago Ginebra y Rogaguado, donde al siguiente día lograron el merecido descanso. El 8 de agosto la caravana continuó por 120 km hasta el pueblo de Santa Ana, finalizando la ruta el día siguiente con otros 180 km antes de llegar a la ciudad de Trinidad.

Trinidad, la capital boliviana de las motos

De acuerdo a los datos del Instituto Nacional de Estadística del 2015, en el Beni el parque automotor circulantes es de 36.759 vehículos, del cual 30.533 pertenecen a las motocicletas. Es decir que aproximadamente el 80% de los motorizados son de dos ruedas.

Historia de MOXOS import - Export

Completamente identificados con la cultura Emblema del Beni, MOXOS abrió sus puertas por primera vez un 18 de noviembre de 1998 en la ciudad de Trinidad. En la actualidad, Moxos Import Export es un referente nacional de marcas internacionales de vehículos y motocicletas, ya que gracias al arduo trabajo y la visión de su gerente general Carlos Arteaga Serna, la firma representa para Bolivia marcas como Benelli de origen italiano, Keeway y Kymco de origen Taiwanés, además de ser la primera empresa boliviana en desarrollar para el país su propia marca de motocicletas: Serna que día a día se va abriendo camino a nivel nacional. La calidad de los productos importados por esta firma cuenta con certificaciones Europeas EURO4 y diseños de vanguardia para satisfacer todas las necesidades y gustos de su creciente cartera de clientes.

Cuadratrack Kymco MXU 700 LE EPS

El ATV cuenta con un motor de 45 HP que ofrece una curva de potencia uniforme, mientras que la transmisión automática CVT admite el frenado activo del motor. Un sistema de bloqueador de diferencial con pulsador seleccionable de 2WD / 4WD, permite enfrentar los terrenos más difíciles, mientras que un guincho de 3.000 libras permite enfrentar cualquier obstáculo que se pueda presentar en situaciones extremas. Actualmente es la máquina más avanzada que fabricó Kymco. La dirección asistida electrónica hace que esta máquina sea muy manejable, mientras que la suspensión independiente con cuatro amortiguadores ajustables de cinco posiciones permite una conducción suave. Los neumáticos Maxxis Bighorn en llantas de aluminio negro mate contribuyen en manera determinante la apariencia del MXU 700.




Diez
Recibe las noticias en tu correo




Comentarios

También te puede interesar

Wrong Way Alert uses a windscreen mounted camera and information from the car’s navigation system to warn drivers who pass through “No Entry” signs on a motorway ramp to stop or turn around.
TECNOLOGIA
Hace 20 horasFord presenta dispositivo anti contra ruta Noticias Deportes
LANZAMIENTO
Anteayer a las 08:06 hsToyosa Lanza la nueva moto Yamaha FZ25 Noticias Deportes
MERCADOS
Hace 2 díasLos países con más autos per cápita Noticias Deportes
REPORTAJE
Hace 5 díasCARAVANA SERNA, Una experiencia digna de repetir por las rutas del Beni Noticias Deportes
TECNOLOGIA
Hace 6 díasPresentan el nuevo detector de … kilómetraje adulterado Noticias Deportes